#ConectaContigoEnCasa

#ConectaContigoEnCasa

#ConectaContigoEnCasa

El Control

Nos suele dar sensación de seguridad  

Nos suele gustar tener las cosas controladas.

Nos suele calmar a corto plazo.

Pero no todo es controlable y algo muy liberador es aprender a enfocarse en lo que sí podemos controlar y que además merece.

Es estupendo, no llevar nuestra energía a intentar controlar lo incontrolable o a controlar aquello que por dedicarnos a su control, hace nuestras vidas más ahogadas y alejadas de nosot@s mism@s

Vamos a analizar esto desde el momento que estamos viviendo con el Corona Virus.

Hay muchas cosas que podemos hacer, pero ninguna garantizará el control absoluto y algunas pueden ser reacciones al pánico que solo nos traerá más pánico y el verdadero aislamiento.

 El aislamiento de estar en nuestras mentes, dando vueltas en una noria sin fin que nos aleja de estar presentes en nuestro momento de vida.

El verdadero aislamiento no es tener que quedarse en casa; en casa podemos conectar con nostr@s mism@s y con los demás. El verdadero aislamiento es quedarnos atrapad@s por el pánico, por el aburrimiento, por la desgana, por la rumia, por los autorreproches… Aislándonosde nosotr@s, de los demás y de la vida que está en el presente.  

¿Qué cosas son controlables y es beneficioso que ejerzamos el control frente al COVID-19?

Acciones que podemos hacer preventivas ante el contagio

  • Lavarse las manos
  • Mantener distancia física con otras personas
  • Quedarnos en casa
  • Si tosemos, hacerlo sobre nuestro brazo, si no tenemos  un clínex
  • No tocarnos los ojos, la boca, ni la nariz sin haber lavado o desinfectado antes las manos y cuando nos los toquemos lavarlas después.
  • No acudir a urgencias, ni a ningún servicio médico si notamos síntomas y llamar por teléfono para comunicarlo.
  • No hacer casos a bulos y mensajes de fuentes no expertas
  • Aplicar las pautas que nos vayan indicando los expertos sanitarios

Acciones que podemos hacer para VIVIR conectad@s a la vida  y que además son preventivas de problemas emocionales

  • Querernos
  • Querer
  • Enfocarnos en aquello que nos importa
  • Socializar, desde los medios y herramientas que podemos usar desde el aislamiento físico y  no social ( internet, wasap, teléfono..)
  • Practicar la consciencia
  • Ir al  aquí y el ahora
  • Acciones  generosas, amables
  • Ser agradecid@s
  • Cuidarnos
  • Cuidar
  • Decidir lo que veo, escucho, leo, digo… En resumen, decidir lo que hago
  • Realizar todas aquellas acciones que nos gustan y las que son coherentes con un@ mism@ y con lo que queremos que acaezca en nuestras vidas, en la de los demás, en la naturaleza, en el mundo…

No podemos controlar

  • El futuro. Es algo obvio, la teoría la sabemos todos . ¿  Pero cuánto tiempo dedicamos a   adivinar el futuro?                 Las adivinanzas suelen empezar por “Y si…” “Y si me contagio.” Y si no encuentran la cura…” “Y si no podemos salir en 2 meses…” “Y si…”.     La mente que es activa y una  buscadora de ideas, (no todas son buenas, ni todas nos interesaría comprar si fueran objetos a la venta) en situaciones de riesgo se pone a hacer su trabajo: darnos ideas, buscar problemas, adelantarse a las situaciones posibles.

Pero nostr@s somos más que los pensamientos. Ellos entran y salen como las nubes en el cielo, mientras que nosotros somos en cielo, independientemente de que climatología esté presente, siempre somos cielo ante el clima cambiante.

Nosotr@s podemos practicar el responder a nuestras emociones, pensamientos y sensaciones desde la libertad de la elección, soltándonos de las reacciones que nos alejan del presente y de nuestros verdaderos valores personales

  • No podemos Garantizar al 100 % que no nos pasará nada y que no les pasará nada a nuestros seres queridos. No es exclusivo de ahora con el Corona Virus , es algo consustancial a la vida, no podemos controlar nuestra existencia ni la de los demás. Hay una parte que se va de nuestro control. No podemos controlar quien enfermará y quien no.

Pero, si podemos invertir en nuestros hábitos saludables y en cuidarnos, aunque esto no nos da la inmortalidad, nos da la libertad de ser coherentes, de vivir con sentido para un@ mism@ .

  • Cambiar el pasado. Si podemos aprender de él, pero nunca cambiarlo. Cuando entramos en “debería….”, “tenía que haber…” “debería haberme dado cuenta…” “tenía que haber evitado…”.   Estoy comprando auto-reproches o reproches hacia otros que nada aportan para cambiar en el futuro y actuar en él de forma más conectad@.
  • Controlar lo que hacen, sienten o piensan los demás. Además, no somos responsables, a no ser que sean menores o personas a nuestro cargo. Podemos ayudar, desde el respeto, instruir, cuidar, curar, enseñar, pero no decidir por ellos.

Te propongo este ejercicio

 Pregúntate:

 ¿Qué actividades te gustaría ir haciendo para que tu vida esté más conectada con tus valores y con cómo tú eres verdaderamente?

Puedes hacer una lista de actividades que tengan sentido para ti y para lo que quieres hacer en tu vida (No deseches las cosas pequeñas, en lo pequeño también hay acciones con significado personal).

Programa día y hora para hacerlas. Esto te ayudará a respetar tu decisión y que ésta no quede a las órdenes de las apetencias o del estado emocional; y sí a las órdenes de tu humanidad.

Algunas de las cosas que quieres cultivar en tu vida pueden estar hechas de varios pasos, de direcciones a seguir, jardines a cultivar. En estos casos puedes anotar los pasos que vas a dar cómo vas a hacer y cuándo, haciendo un pequeño calendario de pasos.   

Si percibes trabas antes o mientras realizas las acciones, aprovecha para mirarlas y tal vez aprender de ellas. Puedes anotarlas. Cuando hablamos de trabas éstas pueden ser externas (cosas que nos pueden faltar, espacio pequeño, personas que nos ponen pegas, reproches…)   o internas (nuestros pensamientos, sensaciones incómodas, emociones, recuerdos, imágenes). Si das los pasos en presencia del obstáculo anótalos, tal vez puedas observar el grado de conexión contigo y que sientes en tu interior al finalizar de hacer tu acción comprometida en presencia del malestar.

Si no das el paso, anota también que acciones has realizado en su lugar, puede que estés descubriendo patrones de respuesta que te alejan de ti. No te reproches, mantén con ellos una mirada enfocada en el aprendizaje y pregúntate si esas acciones te acercan a medio y largo plazo a recorrer el camino como tú quieres hacerlo.

Si te alejan del camino puedes indagar si hay algún cambio o cambios que puedas incorporar para realizar la próxima vez.

Texto: Purificación Estrada

Ilustraciones: Aceitunas&más

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca el término/s